Seleccionar página

¿Por qué constelar es tan eficiente y poderoso?

¿Qué es lo que hace que el consultante tras una constelación de su problema cambie la forma de sentirse al respecto? ¿Por qué luego de una constelación de tu problema se dispara un proceso de cambio que puede durar varios meses?

Te lo explico en el siguiente artículo.

Hay dos maneras de participar en un taller de “Constelaciones Familiares”.

O bien vas a trabajar en tu tema personal…

…o vienes a aprovechar de la didáctica, y a ofrecer la ayuda a los que vienen a trabajar su conflicto o dolor.

Es importante que diferencies claramente lo que esto significa:

 Son niveles diferentes de un mismo proceso.

 Son perspectivas diferentes de un mismo tema.

 Y ambos niveles son indispensables en el proceso de tu desarrollo personal.

 

Verás…

Las personas que participan habitualmente en este tipo de talleres, ya han descubierto que en la participación se oculta una gran escuela de vida.

En ella es inexorable recibir una gran cantidad de comprensiones… conscientes e inconscientes.

 

En un nivel más profundo, los participantes estarán recibiendo mucha información, que cambiará su paisaje interno para siempre.

 

A medida que el participante madura empieza a darse cuenta de que recibe más, en cuanto más se pone al servicio.

Y pronto va a descubrir que acudir a un taller “sólo para constelar” no es suficiente.

Porque de la misma manera que una relación se debilita si sólo hacemos demandas, el campo se vuelve menos generoso si no tenemos actitud de servicio.

 

Los participantes recibirán mucha información

que cambiará su paisaje interior para siempre. 

Pero ¿qué pasa con quienes vienen a trabajar en su tema?

¿Hay diferentes niveles de respuesta al abordar el trabajo de un tema personal a través de una Constelación?

Desde luego.

Verás.

Es habitual que cuando una persona llega por primera vez a un taller y quiere constelar, no traiga una perspectiva adecuada.

Los participantes nuevos suelen venir a buscar que la Constelación de su dolor modifique mágicamente su destino… o a veces suele querer curiosear en el futuro.

Frente a esta mentalidad el campo puede reaccionar accediendo al trabajo, y “penalizando” el pensamiento mágico, con inmovilidad o provocando una profunda decepción.

Y en algunos casos el constelador no tendrá permiso para llevar adelante la constelación.

 

En cambio cuando el consultante tiene clara su responsabilidad al realizar una Constelacion  lo que sucede es muy diferente.

Si el enfoque del consultante es respetuoso, adulto y congruente, el campo se vuelca y se vuelve generoso y profundamente sutil.

Entonces todo es diferente.

El consultante puede percibir muy claramente como el movimiento es fluido y la información completa y poderosa.

Es como el susurro de sus ancestros empujándole suavemente a la conexión con la Vida, a la conciliación, y a su propia libertad.

 

Una de las dimensiones más poderosas de la Constelación de tu conflicto, está en el modo en que una nueva imagen, más ordenada y más bella empieza a descargarse a niveles profundos.

A menudo a la mañana siguiente del taller, luego de un sueño reparador y profundo, el consultante descubre que sus sensaciones ante el conflicto se han modificado.

O su nivel de inspiración es tal, que  empieza a percibir soluciones y posibilidades que antes no habría considerado.

O que sus emociones oscuras son sustituidas por emociones de plenitud, conexión y generosidad. 

 

Una de las dimensiones más poderosas de la Constelación de tu conflicto, está en el modo en que una nueva imagen, más ordenada y más bella empieza a descargarse a niveles profundos.

A menudo a la mañana siguiente del taller, luego de un sueño reparador y profundo, el consultante descubre que sus reacciones y emociones ante el antiguo conflicto simplemente se han modificado.

O su nivel de inspiración es tal, que  empieza a percibir soluciones y posibilidades que antes no habría tenido en consideración.

O que sus emociones oscuras son sustituidas por emociones de plenitud, conexión y generosidad.

 

A partir de aquí la Constelación  empezará a hacer su trabajo más importante.

Empezará a abrir, en la vida misma de la persona, el camino hacia una mirada más ordenada.

Empezará la reconstrucción de ti misma a partir de una batería de comprensiones nuevas, inesperadas y reveladoras.

Por supuesto, el trabajo no termina aquí, ni mucho menos.

Porque fácilmente el consultante puede destruir todo ese movimiento con conjeturas, excusas, esquemas antiguos, y resistencias profundas.

En este punto es cuando se va a dirimir la siguiente pregunta inevitable:

¿Realmente el consultante está preparado para conseguir la reparación que había venido buscando?.

La pregunta inevitable siempre llega:

¿Realmente estás preparada para conseguir

la sanación que has venido buscando?. 

Y para eso es clave y crucial seguir participando para aprender a dejarse guiar el Movimiento del Espíritu hacia la completa sustitución de los patrones de desorden que le sumían en el dolor y la confusión.

Primero dentro del taller.

Y luego, en la propia vida.

Sólo así la persona aprenderá como dejar de luchar contra la nueva imagen que le dará acceso al bienestar que está buscando.

Y lo más importante.

Sólo así podrá desaprender lo que no le sirve, y abrazar la Vida, el Orden, y como consecuencia inevitable, el Amor.

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos