Seleccionar página
Descubrir los Símbolos en Reiki es como la lengua: lo mejor y lo peor

Descubrir los Símbolos en Reiki es como la lengua: lo mejor y lo peor

Descubrir los Símbolos en Reiki es como la lengua:

lo mejor y lo peor

La mayoría de las personas que se aproximan al Método Reiki tienen curiosidad por recibir los símbolos, y poder utilizarlos. Muchas incluso los consiguen, tarea fácil con la ayuda de google… y pretenden que los utilizan.

Finalmente terminan pilladas en el pensamiento mágico, jugando con símbolos cuya tradición y significado profundo desconocen… y no obteniendo nada de valor para su crecimiento personal.. sino más bien todo lo contrario.

Y es que no hay honorabilidad en intentar saltarse los pasos hacia el dominio de ciertas disciplinas.

Sólo a un ego desordenado y vulnerable se le ocurre intentarlo y se le ocurre creer que funcionará.

 

 Y el desorden necesariamente tiene un precio.

Los símbolos en el Método Reiki son una forma de conexión con ciertas frecuencias vibracionales.

Son herramientas que el iniciado utiliza con amor y respeto.

No sin razón muchos Maestros de Reiki no ofrecen símbolos a sus alumnos de Nivel I (Shoden).

Lo verdaderamente trascendente en el Método Reiki no es conocer un símbolo o dos.

 

Lo verdaderamente trascendente y transformador es comprender la energía.

Integrar una ética.

Ponerse al servicio de la Vida.

 

Por circunstancias yo sí recibí símbolos en mi primer nivel (Shoden).
Y por eso los ofrezco tal como yo los recibí.

Y muchas veces me ha preocupado esta voracidad por descubrir lo secreto del Método Reiki…

… porque veo que muchas personas pasan de profundizar.

Les da pereza.

Así, se entregan a lo más superficial de este método. 

 Que casualmente es prácticamente nada.

Lo que realmente les interesa es poder presumir como si fuera un conocimiento exclusivo… un secreto a voces que realmente comparten con tantos millones de personas.


Creo sinceramente que si tomaran conciencia de ello… se decepcionarían un montón.

En fin.

En mis seminarios Shoden (Nivel I) mis alumnos reciben dos símbolos.


Uno, el único de los dos que forma parte del Método Tradicional de Usui, es una variante del original que usó su creador.

Hay distintas versiones sobre por qué este símbolo fue cambiado o modificado, pero Mikao Usui es posible que no lo llegara a utilizar mucho tiempo.

Se llama Cho Ku Rei, es de origen taoísta, y ha venido a sustituir al original Zui-Un (nube auspiciosa) que usó algún tiempo el Maestro Usui.

Si estás iniciada y no lo conoces, te dejo aquí Zui-Un para que lo puedas ver, aunque no podrás utilizarlo a menos que te inicie un maestro que lo haya recibido en su propia iniciación.

LO SUPERFICIAL EN EL MÉTODO REIKI ES PRÁCTICAMENTE NADA.

¿Qué clase de iniciado serás si te centras justo en eso?

La gran mayoría de los iniciados hemos recibido Cho Ku Rei:

Pero… ¿realmente lo más importante para avanzar son los símbolos de Reiki?

Mi respuesta según mi experiencia es no.

 

 Es verdad que hacen la diferencia: con cierta frecuencia he recibido Niveles I formados por otros maestros, y he notado que su canalización era bastante menos potente.

 

 He estado atenta y esto se ha visto una y otra vez.

Tengo claro que el uso de símbolos realmente potencia grandemente el progreso y la canalización de los iniciados nuevos.

Incluso pienso que los recién iniciados que no disponen de símbolos progresan ¨más lenta y suavemente¨.

Algo que posiblemente sea una ventaja en muchos casos de grandes bloqueos sobre todo emocionales.

Por mi carácter, yo prefiero los movimientos directos hacia la sanación.

Sin paños tibios.

En mis seminarios ofrezco a mis alumnos toda la información de valor necesaria, incluídos los símbolos, para que no necesiten soportar un proceso lento si están preparados para avanzar ya mismo hacia el Pleno Bienestar.

El siguiente símbolo, que mencionaba antes, Cho Ku Rei, es un símbolo con mucha fuerza y con frecuencia he podido comprobar la forma arrolladora con la que remueve bloqueos y modifica el nivel vibratorio de la persona.

No en vano se utiliza incluso en la Maestría.


Con esto quiero decir:

Cho Ku Rei nunca se deja de utilizar.

Es un símbolo fundamental.

Evidentemente no revelo ningún secreto al compartirlo contigo aquí y ahora, puesto que está en toda la red a disposición de quien lo quiera encontrar.

Así que aquí lo tienes:

¿Y ahora qué?

Pues nada.

 

Si no lo tienes implantado te has quedado igual que estabas, porque conocer un símbolo no es suficiente para poder utilizarlo.

 

 Por cierto…

 

Hay algo más aún:

 

El trato que se da a los símbolos, y al Método Reiki.

Aunque todo el mundo conozca los símbolos, los iniciados solemos honrarlos con alegría serena.


Conocer su trazado no es suficiente para aprovechar sus beneficios:

debe haber sido implantado por un maestro para que sea posible su activación.

De lo contrario son sueños con la cometa.

Sólo el iniciado que lo tiene activado y que lo activa con honra y comprensión de su profundo significado, podrá sentir su máxima fuerza y su profunda belleza.

A menudo veo iniciados que tatúan Cho Ku Rei en su cuerpo, se colocan colgantes o pendientes, o camisetas que llevan el símbolo.

Y mi trabajo entonces es asumir lo que es… pero no sin una profunda pena en el corazón.

Porque pienso que los símbolos de Reiki deberían ser sagrados para los iniciados.

Y por eso pienso que no deberían exhibirse como iconos o como trofeos de guerra… sino guardarse con mimo, en un rincón del alma… aún a sabiendas de que son fácilmente localizables por todas partes.

El Buen Iniciado no juega, no exhibe, no menciona, no presume de los símbolos que se le han ofrecido en confianza.

Porque la honra no va de lo que los demás hacen, sino del valor profundo que tú le das a lo que has recibido de la vida y de tus maestros.

Entonces, a lo que quería llegar era a explicarte el título de este artículo.

Como algunos sabéis yo me he dedicado a la música largo tiempo.


Aunque poca gente lo sabe, el entrenamiento de un cantante debe ser constante.


Así que conté a lo largo de mi vida con varios maestros de canto con los que trabajaba mi técnica. 

 

Bueno.

Una de mis maestras solía decir: ¨la lengua es lo mejor y lo peor¨.

Cualquier cantante u orador que me lea sabrá a qué me refiero.

 

Cuando nos estresamos la lengua se vuelve rígida e indomable.

De modo que de ser una herramienta que nos permite pulir sonidos y embellecer la dicción entre otras cosas… se convierte en un estropajo dentro de la boca que no nos permite dosificar el aire, ¨decir adecuadamente¨.
Incluso nos ¨estorba¨ en la boca.

La lengua puede ser la pesadilla de un cantante que acaba de pisar el escenario por primera vez…

Con los símbolos pasa lo mismo.

Valga la comparación.

Son lo mejor y lo peor.

Y se te pueden ¨atragantar¨(metafóricamente hablando)… igual que la lengua de un cantante inexperto.

Porque si te centras en los símbolos, en su misterio, en todo lo que el ego ve equivocadamente en ellos…
te pierdes los otros maravillosos tesoros del Método Reiki:

• la comprensión de la energía,
• la honra de su fuerza,
• el poder de la quietud mental que proviene de la conexión,
• la compresión del servicio a los demás… y
• … el servicio a tu yo profundo.

Puedes llenar tu armario de camisetas con símbolos, tapizar tus paredes con el rostro de Usui, repetir la palabra Reiki como mantra, y volverte coleccionista de palabras extrañas… pero no avanzarás nada.

Léelo de nuevo: Puedes llenar tu armario de camisetas con símbolos, tapizar tus paredes con el rostro de Usui, repetir la palabra Reiki como mantra, y volverte coleccionista de palabras extrañas… pero no avanzarás nada.

Porque nada de lo anterior te conecta a nada.

Pero a nada de nada.

La única conexión posible no está en los símbolos del Método Reiki, sino en tu capacidad de comprender su naturaleza noble, su servicio desinteresado, y su fuerza inequívoca y generosa.

Ese es el camino, y ningún otro te llevará hacia el Pleno Bienestar.

Con y sin símbolos.

Espero que sirva

Pilar Rodríguez-Castillos

Okuden: el gran regalo de sanar tu pasado

Okuden: el gran regalo de sanar tu pasado

¿QUÉ PASARÍA SI TU MAYOR DOLOR DEL PASADO SE DISOLVIERA EN TU MENTE?

¿Te gustaría viajar en la máquina del tiempo, sanar tu pasado

y acceder a la plenitud interior? ¿Te atreverías a emprender ese viaje?

Tu mente es en cierta manera, una herramienta torpe e inocente.

 

Cuando por ahí escuchamos que el tiempo no existe nos resulta difícil de asimilar. 

Esto ocurre porque estamos prisioneros de la mente y ella no sabe distinguir las imágenes del pasado, de las del presente…

…o incluso de las que provienen de tus propias fantasías de futuro.

Para tu mente todas las imágenes son reales

Entonces…

 ¿Qué pasaría si tu pasado se disolviera como por arte de magia, llevándose todos tus conflictos, tus traumas y tus carencias y dejara de condicionar tu presente y tus perspectivas de futuro?

Si eres como yo, seguramente has tenido un momento las pupilas dilatadas pensando en lo bueno que podría ser… e inmediatamente has sentido la angustia de perder todos esos recuerdos entrañables a los que ninguna persona quiere renunciar.

Cosas como…

✓ El perfume del cabello de mamá…
✓ La voz de papá…
✓ La sensación de seguridad de ir de la manita con papá y mamá por la calle…
✓ Mi perro Pancho…
✓ Jugar con los colegas en el patio…
✓ El primer aleteo de mariposas en el estómago cuando él me miró…
✓ El primer beso…
✓ Descubrir el sexo…
✓ La primera mirada de tu hijo…

Claro que no.
Nadie quiere ni debe perder esos y otros muchos recuerdos que me vienen a la mente…

Pero también hay recuerdos que hemos hecho el intento de borrar, y que se han quedado ocultos, enterrados en nuestros subconscientes. 

Y estos recuerdos de vez en cuando murmuran y mueven algo del presente generando mucho dolor.

Entonces…

¿Podría ser que existiera una forma de liberar esos fantasmas y no tener que tener compartimentos cerrados que ponen en peligro el Bienestar  y la Realización en nuestra vida? 

¿Podría ser posible que un día pudiéramos mirar hacia esas zonas erróneas, sin sentir opresión o rabia, sino simple ternura… o nada?

¿Es posible reescribir el pasado, a un nivel de resonancia, para poder relacionarnos mejor con él y que dejara de hacernos daño?

 

Bueno, vengo a decirte que no sólo posible: es necesario.

 Y no sólo es necesario: ¡es urgente!

Recuerda: para tu mente todas las imágenes son reales.

Pero quedémonos con lo mejor: es posible y es fácil.

A través del Método Reiki, desde el primer nivel (Shoden) ya comienza una reestructura completa de la vibración…

…aunque en verdad es en Okuden (Nivel II de Reiki Usui Tradicional) cuando tienes acceo a la vibración y a las herramientas específicas para poder sanar tu pasado.

Sí, en Shoden (Nivel I) se sientan las bases.
Empieza la reestructura de la vibración, y se producen los primeros cambios que te permitirán avanzar con comodidad y sin sufrir demasiadas crisis emocionales o relacionales.

Ahora bien…
De nada te serviría apuntarte a uno de esos cursos express en los que te prometen estos dos niveles simultáneamente.

El Método Reiki no se puede hacer con prisas, porque depende de comprensiones, cambios, reflexiones que estas comprensiones y cambios producen, crisis, resistencias… en fin movimientos de sanación que requieren su tiempo.

(Tengo que decirlo: es muy triste que algunos iniciados renuncien a esto, y mucho más triste que haya maestros que no lo hayan aprendido y se lleguen a sentir maestros).

En toda disciplina de desarrollo personal hace prácticar y observar,

para asentar e integrar tus procesos profundos.

Pero volvamos a tu dolor proveniente de tu pasado, que es lo que nos ocupa hoy.

 

El trabajo con el pasado es crucial en Okudeny es una de las grandes oportunidades que nos ofrece el Método Reiki. (aquí tienes más información sobre este nivel)

Mira:

A través de este bello y profundo trabajo he visto a personas pasar por procesos muy hermosos… como

 Recuperar la voz perdida en la memoria de una hija que había perdido a su madre cuando tenía 3 años.

  Recuperar un paseo en la playa con un padre excluído, en el que la iniciada se hizo daño en el pié “papá me quitó la piedra y mamá me curó” 

 Emociones ocultas y profundas que llevaron a descubrir a otra iniciada, (enfadada con su padre) que descubrió que aquel hombre sencillo no dormía por las noches para mover la cuna de su niña para que no llorara…

Son tantas, tantas las historias preciosas que no podría contártelas todas en un solo libro. 

Todas, emotivas, removedoras y reveladoras… y en el Seminario Okuden-Reiki Sistémico® que ofrezco una vez al año, suelo contar algunas que selecciono según las necesidades y el carácter del grupo.

Historias de reencuentros y reconciliaciones largamente esperadas.

Historias que cambiaron para siempre la perspectiva de estos iniciados sobre su infancia y sobre sus padres… cambiando así, para siempre y para bien, su Vida.

Avancemos entonces.

Aquellas cosas del pasado que te dolieron o que ocultaste por rabia o por vergüenza, no necesitan ser olvidadas.  

La clave es la siguiente: pensar en ellas todo el tiempo nos ancla en el pasado y nos lastima…

Pero ignorarlas, no las hará desaparecer.

Por el contrario: las hará crecer.

Ya lo has intentado y a veces has llegado a creer que lo has conseguido.

Pero la resonancia del dolor permanece allí en alguna parte esperando una oportunidad para mostrarse.

Jamás dejarán de esperar una oportunidad de manifestarse.

Y jamás dejarán de susurrar en tu oído.

No hasta que lo resuelvas.

Y tengo muy malas noticias para ti:

 

Jamás lo resolverás hasta que tu perspectiva cambie… gracias a un detalle perdido que se te había perdido en el tiempo.

O que te ocultabas a ti misma por dolor.

Quizás un recuerdo que al ser mirado desde el presente ha de cambiar completamente el significado de una parte crucial de tu pasado..

 

Y eso es lo que te ofrece el Método Reiki.

Ese es el trabajo que harás metiéndote a fondo y sin expectativas en la resonancia de tu pasado.

Uno de los grandes legados de Mikao Usui, el hijo del hombre que cambió su apellido en honor a un episodio heróico de su padre muerto.

Es una de las cosas que hace tan honorable el camino de este Arte, que a través de Reiki Sistémico®, te ofrecemos iniciar en el Liceo.

Para que ganes en autonomía, en libertad, en sabiduría.

Para que sanes profundamente tu vida y tu sola presencia sea de Buena Ayuda para los demás.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos