Seleccionar página
Olvídalo ya. Eres lo que eres. Lo demás es ego.

Olvídalo ya. Eres lo que eres. Lo demás es ego.

 El ego se cuela en tus acciones cuando menos te lo esperas.

A veces sencillamente aparece intentando “parecer simpática”.

¿Por qué alguien iba a querer “parecer simpática” en lugar de sencillamente “ser”?

¿Quieres saber que oportunidad estás perdiendo?

Caer bien, parecer simpática, querer que los demás te aprueben es la actitud del Niño. Es una búsqueda de la mente, proviene del pasado, y se salta el presente a la torera.

Los “adultos interesantes” nunca están preocupados por como los ves: están demasiado interesados disfrutando, divirtiéndose o creando nueva realidad.

Bueno, y a veces… decidiendo si van a desaparecer porque no resuenan con lo que les rodea, y como hacerlo con un cierto grado de elegancia.

Mira… ¿Alguna vez te has parado a pensar lo que es el ego?

No pienses que es soberbia o una super-autoestima.

El ego es la mente.

Son los esquemas mentales al mando de tu vida.

Es lo que entierra tu verdadero yo y lo asfixia hasta que lo hace desaparecer.

No tiene mala intención. Ni siquiera ninguna intención ¿sabes?

Es como windows: hace lo que está destinado a hacer (con suerte) y no le pidas más.

Pero no es el alma de la máquina, ni puede funcionar fuera de ella.

¿O acaso alguna vez has visto un windows tomando café en tu cocina?

Y tampoco un ego ¿verdad? ^_^

Pues eso.

Tu ego es un programa resolvedor de problemas.

Pero si está al mando te crea problemas porque solamente puede funcionar con información que proviene del pasado.

O con conjeturas sobre el futuro.

Entonces el ego te quita del presente, te quita del Adulto, y te quita de la realidad.

Es realmente un mal plan que se mantenga al mando de tu vida.

¿Todavía no te ha quedado claro lo que es el ego?

Bueno…

Si eres muy de redes sociales esta vez lo comprenderás mejor:

El ego es lo que hace que escribas onomatopeyas en las redes sociales o repitas letras hasta la saciedad.

 

(Piénsalo: ¿Qué adulto centrado iba a escribir o decir:

– “Siiiiiiiiii… yo tambiéeeeeeeeeeeeeeeeen lo creooooooo” sin sentirse algo raro al hacerlo?)

 

También hay egos que no participan mucho en las redes sociales excepto para criticar, mostrarse airados y dignos… y así diferenciarse.

No tengo problemas con que las personas hagan lo que quieran.

Pero a la hora de la verdad siempre me pregunto…

¿Por qué alguien iba a querer diferenciarse?

Diferenciarte es un esfuerzo enorme e inútil, no hay nada que hacer:

eres igual a todos los mamíferos humanos.

 

Lo que te puede diferenciar de los demás, en esta época de egos confusos y descontrolados, justo es ser tu misma y pasar del ego.

 

 El problema de esto es que cuando estas desordenada ser tu misma te duele.

No hay una regla general para explicar rápidamente por qué es así, pero lo es.

Eres igual a todos los mamíferos humanos.

Fin.

 

Cuando no estás en sintonía enfrentarte a ti misma es doloroso.

Por eso intentas huir del presente.

El problema es que el dolor aumenta.

La solución es conocerte, aceptarte y vivir tal como eres.

 Presencia 

 Humildad 

  Paciencia

 Fuerza Interior

Vale la pena ejercitarlo porque es lo único que hace realmente la diferencia, tengo que decirlo.

Entonces a lo que iba.

En realidad cuando el ego se pone al mando (de tu imagen o de lo que sea) estás desperdiciando una buena oportunidad.

¿Quieres saber que oportunidad estás perdiendo?

¡La más grande de todas!

 La oportunidad de vivir tu vida en sintonía contigo misma.

Y de que alguien te vea tal como eres y pueda admirar tu belleza y tu singularidad

Y de que se cree una comunicación fluida con otro ser humano.

 

Con un solo ser humano que te vea, te acepte, y quiera comunicar contigo alcanzaría para hacer una emocionante diferencia en tu vida… ¿te das cuenta?

Porque uno sólo es lo que es, y todo lo demás sobra para sacarle el máximo partido a la vida.

Que es de lo que se trata.

¿Comprendes lo que te quiero decir?

Puedes enviarme comentarios e intentaré tocar los temas que surjan en otros artículos

 

Espero que sirva.

¡Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos