Seleccionar página
Los “Malditos Iluminados” que usan la espiritualidad como vía de escape.

Los “Malditos Iluminados” que usan la espiritualidad como vía de escape.

Tengo una alumna Okuden que llama a los iniciados que hablan raro y actúan raro “Malditos iluminados”.

Pensando en ella me vino la idea de escribir este artículo para ti, que estás buscando una solución sobria y eficaz para sanar tu vida y tus conflictos internos.

A menudo las personas merodean la espiritualidad para significarse y fortalecer su ego… perdiendo así la oportunidad de sanar profundamente su vida.

 

En realidad sólo se puede comprender lo que se quiere comprender.

Lo demás es tontería. 

 

Del mismo modo que me consta que los maestros del Método Reiki son serios y comprometidos y no van por ahí enviando luz y haciendo y diciendo cosas raras… me consta que cuando una persona sufre, es capaz de hacer cualquier cosa con tal de sentir alivio, y no tener que afrontar su propio dolor.

Esto es del todo ineficaz. Excepto para arrastrar el malestar interior año tras año hasta que la muerte os separe.

Algunas veces en charlas o por correo electrónico me hacen algunas preguntas desconectadas de la realidad.

Ya no me asombran… pero aún me preocupan.

La última fue en uno de los webinars divulgativos gratuitos que ofrezco una o dos veces al año. Una muchacha me preguntó, con un tono misteriosa que creo que esperaba mi complicidad:

-“¿Cómo puedo protegerme de las “malas energías” con Reiki?”…

No pude evitar fruncir un poco el entrecejo y creo que se me arqueó un poco una ceja. Estas cosas me entristecen y me brota una cierta aspereza melancólica.

 

Le respondí más o menos lo siguiente:

– La energía es una, y por lo que yo sé es toda “buena”.  Si tú crees que existen “malas energías” en tu realidad sin duda existen. No hay nada que hacer por ti entonces: estás a su merced. El Método Reiki no tiene nada que ver con eso.

Soy bien consciente de que estas respuestas son incómodas, pero también lo soy, y mucho, de lo importante que es no alentar el pensamiento mágico.

 

La realidad es lo que es: la suma de visible e invisible… de tangible e intangible… de todos los opuestos que existen.

Es la suma de todo lo que existe.

(Te guste o no).

 

Mientras los occidentales no nos demos cuenta de que el crecimiento espiritual pasa por tener los pies en la tierra a la vez que conciencia despierta seguiremos viviendo como niños desvalidos.

 

Y mientras esto no se resuelve todo irá a mucho peor en todos los niveles en los que puedas pensar.

 

Con la meditación pasa igual. 

Voy a ponerte un ejemplo.

Llevo practicando MT (Meditación Transcendental) más de 40 años.

Y a menudo se sienta delante de mi alguna persona nerviosa, descentrada y discursiva que me dice que es meditadora.

La mayoría de las personas que meditamos no hablamos mucho de ello.

¿Para qué?

Es un abordaje íntimo.

Una declaración pública no mejora el desempeño.

Más bien lo contrario, al ponerse el ego en juego.

A menudo suelo enterarme de que la persona se baja “meditaciones en internet” y las escucha para meditar de vez en cuando o cuando quiere relajarse…

 

(¿O evadirse?… ¿o soñar?)

En verdad para acallar la mente y acceder a la sabiduría de nuestro ser profundo.

Y para igualarnos.

Sí… para igualarnos.

Esto es importante.

Mira….

La Realidad no es lo que tú eliges ver: es la suma de todo lo que existe. Te guste, o no.

Estoy escribiendo este artículo pocos días después de un seminario de Reiki Sistémico®.

Con estas alumnas avanzados estuvimos hablando de esta idea sesgada de la espiritualidad como manera de escapar o de evadirse.

Comprendíamos de que modo evadirse de la realidad a través de una falsa espiritualidad es un camino hacia la muerte… y no hacia la conciencia.

Si te interesa el aspecto espiritual de la vida voy a decirte un secreto.

El mejor comienzo es la comprensión de que no necesitas hacer nada.

Has leído bien: nada.

Eres tan espiritual como tangible, y lo has sido desde que eras un bebé.

Así eres tú.

Lo que ha ocurrido, y por eso sufres, es que has sido víctima del estropicio propio que nuestra cultura.

Llegado este punto podría ser necesario que busques una guía de apoyo, un mentor, herramientas para regresar a ti misma.

Si te das cuenta de que esto es lo que necesitas, ten paciencia y busca sin prisa.

  Aunque tu angustia o tu confusión sean profundas, por favor evita escuchar cantos de sirena.

Ya tienes suficiente dolor.

No necesitas una decepción más.

   

Ahora no des acceso a tu vida y a tu alma a ningún “maldito iluminado” que te venda un personaje, diciendo “mucha luz” y “namasté” para luego abandonarte en la casilla de partida.

Recuerda: la persona conectada no necesita diferenciarse de los demás.

Sabe que las fronteras son proyecciones de la mente.

“El mundo de los dioses y espíritus es ‘nada más’ que el colectivo inconsciente dentro de mí”.  Carl Gustav Jung.

Por tu pleno bienestar, espero que sirva.

Que tengas un feliz presente.

   

Pilar Rodríguez-Castillos

   

Reiki Sistémico®: la estación fantasma dentro del Método Reiki

Reiki Sistémico®: la estación fantasma dentro del Método Reiki

 Desde hace muchos años recibo a menudo iniciados que han realizado cursos de Reiki que les han dejado carentes de fundamentos y de respuestas.

Había muchas preguntas que se me respondían con vaguedades o apelando a una especie de “cuestión de fe”.

Pero hay una gran diferencia entre ser una persona de fe o una persona que busca comprensiones.

En 2008 llegó a mi consulta una mujer que había realizado tres niveles de Reiki (dos de ellos simultáneamente en un fin de semana).

 

Luego de algunas sesiones conmigo comenzó a preguntarme cosas sobre el Método Reiki y sobre la energía, para finalmente confesarme un poco avergonzada que sentía que no comprendía muchas cosas, y que quería asistir a uno de mis seminarios.

 

Quiero aclarar que se trata de una mujer inteligente, sensible, culta (es profesora y ha estudiado varios años de psicología) .

Sus razones para no comprender eran completamente ajenas a un tema de capacidades.

Simplemente era curiosa, ambiciosa y comprometida con su crecimiento personal
Entonces asistió a uno de mis Seminarios Shoden.

 

Según sus propias palabras, su visión sobre el Método Reiki, cambió por completo.

Tanto que a lo largo del tiempo realizó conmigo también el Okuden (Nivel II de Reiki Usui Tradicional) y el Shinpiden A (Nivel III de Reiki Usui Tradicional).

Entonces Reiki Sistémico® como tal aún no había nacido “oficialmente”.

Pero ya entonces mi visión del Método Reiki era una visión filosófica, reflexiva y en la búsqueda de mayor profundidad.
Reiki Sistémico® llegó un poco después.

 

Se fue gestando a través de muchos años de estudio, trabajo y profundización en las herramientas propias del Método Reiki y en la búsqueda de comprensión de la mentalidad de Usui y la cultura en la que él vivió su vida.

 

 

Descubrí que para comprender lo que el Arte del Reiki  nos puede ofrecer, necesitamos salir de la burbuja en la que estamos inmersos los occidentales..

ampliar la mirada.

 

Esto no es fácil, porque primero tendríamos que reconocer que estamos atrapados en una visión del mundo que nos impide crecer y evolucionar.

 

Y para esto necesitamos herramientas específicas.

 

Y esto es lo que ofrece Reiki Sistémico®.

 

Por eso decimos que es más que Reiki.

 

Porque está diseñado para guiar a los alumnos occidentales el tramo crítico que habitualmente se saltan todos los cursos.
La mayoría de los iniciados de otras formaciones que me encuentro dicen frases como “ya he hecho todos los niveles” … dejando así en evidencia su falta de comprensión del Método.

 

Porque Reiki es el nombre de un método (comprendiendo que un método es un modo ordenado y sistemático de proceder para llegar a determinado fin u objetivo) y no una técnica, ya que una técnica es un conjunto de habilidades y prácticas concretas…
Y es realmente un método lo que se necesita para comprender e integrar todo lo que hace falta para emprender el camino hacia la Buena Ayuda y el Pleno Bienestar.

 

Reconozco que me entristece mucho cuando los iniciados avanzados hablan de Reiki como si fuera una energía.

A menudo lo adaptan a sus creencias o utilizan frases hechas para diferenciarse de los demás.

Esto muestra que sencillamente aún están en la casilla de salida.

 Aunque hay algo aún más triste:

 

Las improvisaciones y divagaciones.

 

De todas maneras tengo claro que mi tristeza al ver estas cosas no aporta demasiado.

 

Por eso he decidido ponerme manos a la obra para revitalizar y devolver la dignidad a este Método que muchos honramos profundamente,

porque nos ha dado tanto.

Entonces… 

¿Por qué Reiki Sistémico® es la estación fantasma dentro del Método Reiki?

Porque Reiki Sistémico® te coloca en el tramo que te falta para acceder a las comprensiones que Usui quería transmitirte y que no has recibido por miopía cultural.

 

Algunos ejemplos (siento si alguno te parece un poco irritante, pero si es así es que necesitas profundizar en ello):

✓ Si piensas que Reiki se puede hacer “todo”… aún no has descubierto Reiki

✓ Si tu formación ha sido extremadamente mágica o esotérica, aún no has aprendido Reiki.

✓Si las respuestas no han sido fundamentadas y con los pies en la tierra, aún no has aprendido Reiki.

✓ Si hablas de Reiki como una energía, aún no has comprendido Reiki.

✓Si crees que Usui tenía algún tipo de poder o jerarquía espiritual especial, aún no has aprendido Reiki.

✓ Si íntimamente crees que ser iniciado te da una jerarquía especial… aunque estés sintonizado, no eres un iniciado.

✓ Si hablas de los 21 días como si tuvieran alguna importancia aún no has aprendido Reiki.

Si no te das Reiki todos los días, no has integrado Reiki en tu vida… entonces ¿por qué piensas que perteneces a Reiki?

✓ Si crees que Reiki puede sustituir a la medicina no sólo no eres un iniciado: te has convertido en un peligro.

✓ Si aún crees que una crisis de sanación es algo inevitable y digno de temer aún no has comprendido Reiki

Si tu vocabulario es raro para los no iniciados (namasté, luz…) todavía no has empezado a vivir el ReikiDo.

✓Si te has aprendido los 5 principios en tercera persona, aún no has empezado a trabajar con Reiki.

✓ Si aún no has vivido una profunda y bella crisis de sanación, y por el contrario la idea de crisis de sanación te da miedo, aún tienes pendiente sacar partido del Método Reiki

✓ Y si supuestamente eres un nivel avanzado, pero aún hay mucho dolor y desorden en tu vida… entonces, además, has perdido mucho tiempo y dinero.

Si íntimamente crees que ser iniciado te da una jerarquía especial… no eres un iniciado.

Se me ocurren más cosas, pero de momento lo vamos a dejar aquí.

Reiki Sistémico® es la herramienta que estaban esperando los iniciados ambiciosos para avanzar al siguiente nivel.

Incluye un cambio de perspectiva, una nueva mirada, herramientas occidentales para comprender la mirada oriental.

Es la estación fantasma entre tú y el Método Reiki tradicional de Usui.

 

Y si tomas ese tren, Anshin Ritsumei* estará más cerca de lo que nunca lo has tenido.

 

Espero que sirva.

¡Que tengas un feliz presente!

Pilar Rodríguez-Castillos

* Anshin Ritsumei: Es ese estado en el que nuestro corazón está siempre en paz y podremos vivir con la aceptación desde la calma de todos los acontecimientos que sean positivos o negativos. El objetivo original del Arte del  Reiki, es que alcances este estado profundo de Pleno Bienestar.
Pero dime ¿tú crees en la energía?

Pero dime ¿tú crees en la energía?

Soy completamente atea. Lo he sido toda mi vida y no tengo ningún sentimiento de culpa al decirlo porque es mi realidad existencial.

Tampoco me verás mostrar el más mínimo interés en convencerte

de que ésta es la postura correcta.

Aún así, la no existencia de un dios con barba,

es algo completamente natural para mi.

Y tampoco nunca he echado en falta un ego todopoderoso y omnipotente

para que cuidara de mi, me castigara, o

se responsabilizara de alguna de mis mil y una desgracias.

Verás…

La verdad es que no tengo ningún interés en las religiones que de momento conozco.

Excepto por supuesto si pueden ofrecerme cualquier puerta filosófica que me muestre nuevos caminos de crecimiento interior.

Aunque si tuviera que ser parte de una religión, elegiría el Budismo…por la sencilla razón de que es una religión sin dios.

Pero es un hecho: realmente no necesito una religión para vivir.

Y por eso no soy tampoco budista…

…aunque me compre libros y libros sobre su filosofía y aprenda todo lo que puedo sobre su maravillosa perspectiva sobre la vida y la muerte

Elegiría el Budismo por la sencilla razón que es una religión sin dios…

Opino que mi postura neutra en estos asuntos es muy saludable, porque me obliga impiadosamente a ser mi propia gestora.

Te lo explico.

Al no haber un gran hermano que me vigile, tengo que ser cien por cien responsable de cada una de mis decisiones…

…y me gusta sobremanera la sensación de llevar las riendas de mi vida.

Hace unas horas alguien en el muro de La Web del Liceo (en Facebook) intentó convencerme de que no era atea.

Decía que si era “reikista” creía en la energía universal, y que entonces era creyente, me pusiera como me pusiera.

No entré en aquella discusión porque suele ser inútil discutir sobre creencias, sobre todo cuando una persona está desinformada en relación con lo que habla y la otra dedica su vida a ello.

…porque el Método Reiki no es cuestión de creencias.

No es necesario creer en la energía para que su movimiento se manifieste claramente en una sesión o en una iniciación…o para que se experimente una crisis de sanación, y/o un leve o profundo cambio de conciencia, según sea el caso.

De hecho he observado que las personas más escépticas, al ser las que están menos condicionadas, son las que mejor perciben el movimiento de la energía.

Para mi no se ha tratado de creer en nada.

Paso toda mi vida viendo cambios en las personas a través de la experiencia con la energía.

Y si no creyera en ello, está claro que también se produciría.

El hecho de que yo dedique toda mi vida a comprender la energía desde hace muchos años, y sea una persona completamente atea, pero sin embargo mis alumnos y pacientes vean resultados independientemente de mis creencias o las suyas, es una señal de que la energía, los campos energéticos, el aura común en los grupos, el aura familiar, el sistema energético…existen por encima de cualquier creencia.

Te pongo un ejemplo fácil.

Si cojo un ladrillo y lo suelto en el aire caerá por la ley de gravedad y no se disparará hacia arriba por mucho que yo pueda no creer,  por cuestiones religiosas, en la ley de gravedad.  ^_^

Es cierto que hay algunas cosas sobre el Método Reiki que no se pueden explicar.

Pero el hecho de que en un experimento bastante reciente se hayan hecho analíticas, antes y después de una sesión, a pacientes oncológicos inmunodeprimidos en la unidad del dolor, y haya habido cambios favorables en analíticas realizadas mediando apenas una hora y una sesion de Reiki, implica que no son las creencias lo que cambia las analíticas.

Es algo que se manifiesta físicamente.

Es algo, al menos para el paciente (que es quien importa) sin duda tangible.

En fin…si existiera un enfoque científico del Método Reiki, yo me interesaría por él…

Pero lamentablemente eso aún no es posible y probablemente tardará un poco en serlo.

Aunque estoy segura de que finalmente ocurrirá.

Me gusta sobremanera la sensación de llevar las riendas de mi vida.

Con la lenta pero persistente proliferación de la influencia de la  Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer, los nuevos enfoques de la psicología que ya toman en cuenta la energía, y a medida que más terapeutas responsables consigamos crear una corriente sólida de trabajo sin esoterismos ni improvisaciones… 

Y a medida que  la información no sesgada llegue poco a poco a todas las personas, y éstas comprendan que deben dejar de autoconfigurarse como pacientes …

✓A medida que las personas simplemente se posicionen en la búsqueda del equilibrio antes de que el desequilibrio se manifieste como “enfermedad del cuerpo”…

✓A medida que las personas incorporen un esquema de “mi cuerpo, mi mente y mi energía me pertenecen y yo tengo siempre la última palabra en relación con ellos” …los esquemas de lo que llamamos “salud” se modificarán notablemente.

 De hecho es algo que ya está ocurriendo… a medida que tú lees este artículo.

En fin…comento todo esto para dejar sembrada la semilla de dos ideas que me ocupan mucho más que el asunto de las creencias:

✓La primera es que las creencias en entidades superiores son completamente innecesarias a la hora de conseguir el equilibrio integral.

✓Y la segunda es que si esto se propaga adecuadamente, la medicina dejará de ser el negocio sombrío de los laboratorios multinacionalesporque el paciente estará informado, y sencillamente buscará una guía en aquel médico especialista amigo que pueda mirarle a los ojos y verle como una totalidad y no como un pulmón, un riñón, o una baja concentración de hemoglobina en sangre.

¡El cambio está en marcha!

Eso lo tengo claro.

Porque desde hace algunos años en todos mis seminarios suele haber cada vez más profesionales de la salud.

Médicos, psicólogos, fisioterapeutas, enfermeras... y todo ello a pesar de mi ateísmo convencido…

Y lo más importante…

Independientemente de sus creencias.

¡El cambio está en marcha!

Para terminar.

He de confesar que a pesar de todo lo expuesto aqui, hay una cosa en la que si que creo firmemente.

Creo en la capacidad de los seres humanos para comprender su verdadera naturaleza, cambiar sus propios paradigmas, y avanzar hacia la salud perfecta.


Y espero poder contagiarte lo antes posible de esta sana, fortalecedora y liberadora “creencia”.

Espero que sirva y te invite a reflexionar.

¡Que tengas un feliz presente!

Pilar Rodríguez-Castillos

La inconmensurable brecha entre el Método Reiki y la mentalidad occidental

La inconmensurable brecha entre el Método Reiki y la mentalidad occidental

Cuando Mikao Usui creó el Método Reiki no se inventó nada que no estuviera incorporado en su propia cultura y en su manera de ver la vida. Usui era un hombre afortunado porque nació y creció en una época, en una familia, una cultura y una sociedad (el Japón Imperial) con unas características particulares. 

Era un hombre comprometido con su tiempo y con la Buena Ayuda, que llevó a cabo de muchas maneras a lo largo de su vida.

Y no sólo lo hizo a partir del Método Reiki, método al que dió forma apenas 4 años antes de su muerte, cuando ya era un hombre de 64 años.

Para entender la brecha entre el Método Reiki y la mentalidad occidental, necesitamos tomar conciencia de este concepto de mapa de la realidad.

Verás…

Para poder explicarte lo que vengo a explicarte, necesito antes hacer una breve referencia al metamodelo explicado por Bandler y Grinder (los creadores de la PNL) y que comprendieron observando y estudiando profundamente el trabajo de Fritz Perls y Virginia Satir en psicoterapia… y apoyándose también en la Gramática Transformacional de Noam Chomsky.

Bandler y Grinder descubrieron que las personas cuando hablamos, mostramos la estructura superficial de nuestro paisaje interno… y que lo que expresamos al hablar  es nuestro mapa de la realidad.

Pero el mapa no es el territorio: y este mapa está repleto de distorsiones, generalizaciones y eliminaciones.

Evidentemente a nivel individual nuestro mapa nos puede ofrecer la posibilidad de no ver dificultades en donde sí las hay.

 (recuerdas aquello de “como no sabía que era imposible, lo hizo”?)

pero también, y lamentablemente esto es mucho más frecuente, nos puede limitar, empobrecer, y restringir enormemente.

Para entender la brecha entre el Método Reiki y la mentalidad occidental, necesitamos tomar conciencia de este concepto del mapa de la realidad.

EL MAPA NO ES EL TERRITORIO…

Internamente todos tenemos trazado un mapa de la realidad, con los colores de nuestras creencias, nuestros compromisos, nuestras fidelidades, nuestros esquemas culturales sociales, nuestros permisos

…o las fronteras que estos ponen a nuestro desempeño en la Vida.

Intentar salirnos de este mapa es algo que crea tensiones internas (y a veces externas)

Y normalente evitamos hacerlo. 

Y te voy a dar un ejemplo:

Cuando hablas de energía, de conexión espiritual, o de desarrollo interior con un occidental al que este tema le es ajeno, te mira con cara de no comprender lo que le dices.

E incluso en algunos momentos, con algunas personas, puedes llegar a sentirte “rara” o a veces un poco “angustiada” o “incómoda”.

Cuando esto sucede has dado con un muro.

El muro trazado por el mapa de la realidad de la otra persona.

Te pongo otro ejemplo más, mira:

 

En mi casa mi mapa de la realidad era diferente al de los demás niños.

En mi casa, como ya te he contado alguna otra vez, “eramos artistas”.

Esto implica un modelo de la realidad diferente.


Era la década de los 70 y mi padre practicaba YogaMeditación Trascendental, hacía ayunos de varios días, leía sobre macrobiótica, arquetipos, psicoanálisis, poesía… componía música, publicaba libros…

Su modelo de la realidad era más abierto que el de la mayoría de las personas.

Y causaba ciertos niveles de asombro y admiración porque a veces salía en los periódicos o daba conciertos en grandes teatros.

Su modelo de la realidad era más abierto que el de la mayoría de las personas.

Y causaba ciertos niveles de asombro y admiración porque a veces salía en los periódicos o daba conciertos en grandes teatros.

Imagina entonces: 

Para la gente del barrio éramos raros que te mueres.

De hecho tuve que escuchar muchas veces decir a algunas personas (niños y adultos) que mi padre era muy raro.

Ya lo sabes: las personas llamamos “raro” a todo lo que no está en nuestro mapa de la realidad…

Y los “raros” normalmente no lo hacemos, porque la normalidad de los otros sí que está incluída en nuestro mapa de la realidad.

Dicho esto, ahora sí vamos a hablar sobre el Método Reiki.

El Método Reiki es un método de gestión de la energía, y de crecimiento personal y espiritual muy completo.

Tiene implícitos muchos conceptos que los occidentales luego hemos considerado novedosos como…

el inconsciente (individual y/o colectivo),

una perspectiva vibracional de la realidad,

o sencillamente una mentalidad fenomenológica.

Sin embargo en occidente la mayoría de las personas no asocian al Método Reiki en absoluto con un método.

Hablan de imposición de manos, para hacerlo encajar con su propio mapa de influencia judeocristiana de la realidad.

Las personas dicen que una vez iniciada vas a canalizar “Reiki” por las manos (cosa incorrecta porque “Reiki” es el nombre de un método).

Y se oye con frecuencia asociar el Método Reiki con ángeles, guías, magiatarot, adivinación… y cierto grado de superioridad espiritual de los iniciados.

También oyes a veces decir a la gente que otro “tiene Reiki” (porque ha hecho un curso) o que “ha terminado todo Reiki”… como si fuera realmente posible.

Todo esto es exactamente lo que hacemos con nuestra carrera universitaria o profesional.
Tendemos a pensar que nos otorga una categoría superior en algún sentido.

En mi opinión es una creencia muy limitada.

Y muy triste.

Y muestra nuestra profunda carencia de significado, y nuestro enorme desorden.

Los orientales en cambio, y específicamente los japoneses… (y específicamente los japoneses del Japón de Usui) tenían una visión, un mapa de la realidad, muy diferente. Aún hoy, quedan rastros de esta mirada en esta cultura nada individualista, profundamente conectada (incluso los no iniciados) y  fuertemente respetuosa y consciente de los demás, de los vínculos familiares,  y de sus tradiciones.

Un japonés normalmente se sentirá dulcemente conmovido por nuestra tendencia al individualismo y a la omnipotencia.

Ellos son hondamente colectivistas y esto los hace muy considerados, en general, con su prójimo.

Desde este mapa de la realidad, que incluye todo y a todos en la medida de lo posible, es mucho más fácil comprender por qué el Método Reiki fue creado por un japonés, y no por un madrileño, por ejemplo.

Sus prioridades son diferentes, y esto no es malo ni es bueno.

Sólo es lo que es.

Ahora…

Si miramos los resultados, como yo lo veo en mi consulta día a día, quizás ellos se equivocan algo menos que nosotros.

El otro día Virginia Canal, que tuvo la oportunidad de viajar a Japón antes de conocernos nosotras ni conocer el Método Reiki, me decía que allí no hay psicólogos.

¿Te lo puedes imaginar?

Supongo que será posible estudiar psicología en Japón, no lo sé.

Pero no parece que tenga mucha salida.

¿No es sorprendente?

Está claro que algo hacen mejor que nosotros… porque la gente se encuentra mayormente bien.

Con sus idas y venidas, supongo… pero bien.

Se le simplificó, esoterizó, y trivializó para que los occidentales no se asustaran y pagaran con alegría los cursos.

Un método es algo largo de aprender, requiere trabajo, humildad y paciencia.

Y los occidentales queremos una sanación rápida y sin muchos compromisos.

Y sobre todo que no duela.

Esto me recuerda a aquella viñeta sobre la iluminación que publicamos varias veces en La Web del Liceo en Facebook… ¿la recuerdas?

Es esta mira a tu derecha, mira:

Está bien.

Bromas aparte:
Luego de muchos años de experiencia, para mi queda claro que intentar comprender el Método Reiki desde una mentalidad acelerada, esquemática y desconectada del aspecto espiritual de la realidad es una fantasía con la cometa.

Necesitamos empezar por  ser capaces de ver el mapa de la realidad de Usui, su creador.

Para reducir esta brecha y poder sacar el máximo provecho del Método Reiki, necesitas ampliar tu modelo de la realidad:  

 reparar las distorsiones,

 reducir la generalizaciones y

 retrazar los caminos que habían sido “eliminados”.

Esto solamente se logra a través de comprensiones que retiren el velo sobre la parte de la realidad que no ves siguiendo tu propio mapa actual.

Y esto requiere una guía comprometida, un maestro que haya hecho este trabajo previamente, y un profundo compromiso personal con tu crecimiento y con tu sanación interior. 

Y entonces a partir de este proceso, podrás acercarte al Método Reiki y recibir sus grandes beneficios en su totalidad.

Antes, sólo recibirás un juego llamado Reiki, que te permitirá presumir de algo que no comprendes, con actitud infantil, y con un mapa distorsionado y con borrones, que no te conducirá verdaderamente hacia ningún tesoro.

Espero que sirva. 

Que tengas un feliz presente.

Pilar Rodríguez-Castillos

Los 5 beneficios que tú puedes obtener de Reiki Sistémico®

Los 5 beneficios que tú puedes obtener de Reiki Sistémico®

 ¿Qué crees que realmente estás buscando detrás de cada una de tus acciones, visibles o invisibles, grandes o pequeñas? ¿Qué crees que consigues cuanto te juzgas duramente a ti misma o no te das una oportunidad que realmente te mereces? … Porque tú te mereces todas y cada una de las buenas oportunidades, como todas las personas.

Muchas veces nos dicen que hemos venido a la vida a aprender.

Pienso que es cierto.

Pero lo que nadie nos dice a tiempo… es que hemos venido a aprender la Alegría.

La Vida no es otra cosa que alegría y creatividad.

Si me conoces un poco, porque sigues el Blog del Liceo o porque has asistido a mis seminarios, sabes que nunca te hablaría de alegría vacía.

Te estoy hablando de la alegría serena que da la conexión y las comprensiones profundas.

La Alegría que está implícita en quien está conectado, es una alegría vinculada a la creatividad, la visión amplia, la fuerza impulsora del agradecimiento por la vida tal como es.

¿Cómo sería tu vida si pudieras mantenerte constantemente en ese estado de conexión profunda, de alegría serena y de fuerza creativa?

Pues esto es exactamente el objetivo primordial de Reiki Sistémico®:

Ofrecerte las herramientas y recursos para alcanzar este estado de estabilidad interna.

En mi experiencia hacen falta varias disciplinas para obtener lo que el Método Reiki te ofrece en una sola.

Y esto es una verdadera suerte para los que lo practicamos y nos beneficiamos de él.

El Método Reiki ha bebido de hermosas prácticas milenarias como la meditación budista, el Kiko Dō (Chi Kung japonés), y tiene unas profundas raíces budistas que le otorgan:

✓su carácter filosófico, profundo, y lleno de sabiduría

✓ preguntas adecuadas y

✓ respuestas poderosas.

Cuando una persona comienza a comprender la energía y a gestionarla, inmediatamente comienza a relacionarse de una forma más equilibrada, justa, y armónica con sus semejantes y con su propio paisaje interior.

A través de mi trabajo transmitiendo el Método Reiki he podido comprobar en mi y a mi alrededor cambios muy impactantes.

He atravesado por profundas crisis de sanación, que siempre me han llevado a un nivel de comprensión y despertar más profundo… y he sanado mi cuerpo y mi alma hasta donde el trabajo individual me lo ha permitido.

Por esa razón en cierto momento dejé de lado todo lo que hacía y decidí que tenía que aprender y comprender mucho más para poder ayudar a otros a obtener los beneficios que el Método Reiki me trajo a mi.

Finalmente y después de muchos años, conseguí poner estos beneficios a disposición de todas aquellas personas sinceramente dispuestas a vivir una vida en su máxima fuerza, alegría, inspiración.

A través de la orientación Reiki Sistémico® conseguirás:

  1. Bienestar y autonomía emocional.
  2. Un cambio profundo en tu nivel interno de energía.
  3. Un poderoso cambio vibracional en todo tu entorno.
  4. Despertar de tu consciencia interna (ver hacia dentro con mayor claridad…) 
  5. Apertura de tu percepción externa (ver a los demás y las circunstancias sin velos…) 

La mayoría de las personas que inicio cada mes consiguen un mayor grado de éxito de integración del Método Reiki en sus vidas.

Y esto es por que Reiki Sistémico® traduce para ti conceptos profundamente orientales, para que puedas comprenderlos e integrarlos en tu vida sin convertirte en lo que no eres.

Reiki Sistémico® traduce para ti conceptos profundamente orientales,

para que puedas comprenderlos e integrarlos en tu vida sin convertirte en lo que no eres.

El Método Reiki es un método de desarrollo que te permite  gestionar tu energía de manera autónoma y sencilla.

Esta autonomía… esta capacidad de entrar en una frecuencia de inspiración y claridad mental es algo maravilloso que todo el mundo debería aprender, y que el Método Reiki pone rápidamente a tu servicio

Pero hay más… porque de otro modo no estaríamos hablando de un método.

  • Aprenderás a saber por qué tu vibración es cambiante.
  • Aprenderás a sentirte internamente más sólida, más enraizada, más adulta…
  • Te transformarás en una persona con una resonancia expansiva y contagiosa.

Y en poco tiempo empezarás a darte cuenta de que lo que transmites a las demás personas ha cambiado.

Notarás que las personas se sienten mucho más confortadas en tu compañía, y que relacionarte te resulta más dulce.

Más fácil.

De este modo empezarás, sin hacer nada más que trabajar en ti misma, a ser de Buena Ayuda, únicamente por tu nueva resonancia.

Experimentar esto es un gran regalo.

Porque desde ese nivel de conciencia tendrás una mayor comprensión de ti misma y de tu entorno.

Ahora bien.

Intentar explicar los grandes beneficios del Método Reiki en un artículo es en realidad un poco un error.

Cuando algo es tan potente la mejor manera es “probártelo y ver como te queda”.

Entonces, quédate con esto:

Si sólo te hablan de canalizar con las manos, no te lances a la aventura.

El Método Reiki es mucho más que eso.

Es un camino de acceso para introducir en tu vida una nueva fuerza, conexión, inspiración.

Y esto requiere trabajo, humildad y compromiso.

 

¡Es la única forma de iniciar tu camino hacia un Feliz Presente!

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente! 😉

 

Pilar Rodríguez-Castillos

La gestión de la Energía y la Sexualidad

La gestión de la Energía y la Sexualidad

El tema de la sexualidad es un tema muy importante pero a muchas personas se les complica elaborarlo, incluso con su propia pareja. 

Sin embargo, pasar por alto este detalle es un error de novatos porque la sexualidad es una dimensión muy importante de nuestra identidad energética.

Ciertamente, la manera en que abordamos el sexo (no como lo haces, o lo que haces, sino “cómo lo percibes”)… aporta mucha información sobre el estado de tu sistema energético.

Hacer un análisis sensato y objetivo puede darte muchos datos sobre tu naturaleza, tu equilibrio o tu desequilibrio…

En muy pocas actividades humanas está implicada la energía de forma tan clara como lo está en tu actividad sexual.

No sería la primera vez que una persona amable y detallista se muestra, una vez desvelado “el misterio”, como un decepcionante egoísta o un amante ansioso y poco controlado.

Tampoco sería único el caso de una persona de apariencia apática que llegado el momento del sexo, resulta (para nuestra alegría) un amante sensible y de una locuacidad sexual inesperada.

El sexo nos define profundamente.

Entre otras cosas porque podemos fingir lo que no somos en la sala… pero en el dormitorio todo sale a la luz más bien pronto.

Entonces…

Sin querer adentrarme en campos especializados que no me corresponden, a nivel energético todos los malestares tienen un nombre y un apellido.

Desequilibrio en el sistema energético

No sería la primera vez que una persona detallista y amable

sorprende como un amante poco sensible y egoísta.

Por ejemplo:

La persona que no puede controlar sus impulsos sexuales tiene probablemente un problema en su plexo solar, el vórtice en donde se manifiestan nuestros miedos.

✓ Miedo a perder algo,

miedo a no cumplir las expectativas,

miedo a la opinión del otro…

…como tres de la infinidad de ejemplos que podríamos citar.

Otro ejemplo:

La persona que no se comunica con su compañero de juegos por timidez:

un problema en su chakra garganta “yo comunico”

Y/o también en su chakra Swadisthana, “yo siento”…

 

Es importante recordar que cuando se manifiesta un desequilibrio en cualquiera de los chakras todo el sistema energético se ve comprometido.

De tal manera, el individuo actúa en general de manera inarmónica porque construye su realidad bloqueo sobre bloqueo.

Y también es crucial ver que no siempre el bloqueo fue ocasionado por una causa relacionada con el sexo

…pero en cualquier caso ha afectado el comportamiento sexual por diversas razones.

En relación con este tema:

Una persona puede más o menos puedes engañar a casi todo el mundo en relación con su estado vibracional.

Pero no a su compañero de cama.

Bien…

Aunque muy pocas personas lo comentan en mi consulta, las pocas que lo han hecho coinciden en que a lo largo de un tratamiento con el Método Reiki sus relaciones sexuales se vuelven más intensa e interesantes  .

Teniendo en cuenta que muy rara vez he trabajado simultáneamente a los dos integrantes de una pareja solamente puedo decir que los pacientes que han hecho comentarios al respecto encuentran que están más preparados para…

 

disfrutar de su cuerpo sin culpa,

expresar sus apetencias y

 consensuar con naturalidad sobre el plan sexual común.

Una persona puede engañar a casi todo el mundo en relación con su estado vibratorio.

Menos a su compañero de cama.

Los practicantes del Método Reiki suelen presenciar mejoras consistentes en su vida sexual:

 un aumento considerable en las sensaciones y una capacidad superior de comunicar con su pareja en éste como en otros planos.

Esto ocurre porque cuanto mayor es la homogeneidad energética:

 

 mayor es la capacidad de comunicación,

 es mayor la capacidad de empatía,

 es mayor la aceptación de las circunstancias reales…

 

Porque una persona equilibrada ve la sexualidad como una expresión de la afectividad y como una oportunidad de dar y recibir sensaciones agradables y no como un hecho físico o como un fin último en sí misma.

Por supuesto, siempre puede llegarse al punto en que el equilibrio resulte incómodo para el integrante menos evolucionado.

Con lo cual habría en ese punto ciego otra barrera para franquear: las resistencias.

Pero de eso ya hablaremos en otro artículo más adelante.

 

Espero que sirva.

Que tengas un feliz presente!

 

Pilar Rodríguez-Castillos