Seleccionar página

¿ALGUNA VEZ HAS SENTIDO QUE TÚ

ERES LA ÚNICA MUJER EN EL MUNDO

INCAPAZ DE TENER UNA RELACIÓN ESTABLE?

Muchas de las mujeres que conozco han tenido esta sensación alguna vez. Otras la tienen demasiado frecuentemente. Y unas pocas viven en esta sensación como si fuera lo normal.

Quizás no lo he visto todo, pero he trabajado cientos de mujeres y es posible que tenga una buena muestra.

He visto a mujeres dejarse mediatizar por una relación que las debilita y las mantiene saltando entre la rabia y la amargura.

Y a otras bailarle el agua a hombres que nos les resultan muy interesantes pero que al menos están dispuestos a formar una familia (ver foto a tu izquierda).

Y por supuesto a mujeres que no consiguen comprender por qué si son mujeres inteligentes, sensibles, cultas e independientes… se les va la vida gota a gota y no consiguen nunca una relación estable

 

 Desde luego que cada historia es un universo complejo… y no seré yo quien intente simplificar la realidad.

Verás….

La interpretación fácil es que el fallo está en ellas.

Esto es lo que normalmente argumentan las personas más simples y convencionales.

Pero no es así.

Por mi trabajo tengo la gran suerte de estar rodeada de mujeres realmente excepcionales, que hacen un análisis inteligente de su situación.

Aún así, ellas mismas repiten patrones con una recurrencia infernal:

 Lo resumo en ¨Hombres que parecen fascinados y de pronto huyen como si estuvieran espantados¨ que es lo que más se repite.

¿Por qué?

Y lo que es más importante…

 

 

¿ES REALMENTE TU DESTINO, SI ERES UNA DE ESTAS MUJERES, VIVIR TU VIDA SOLA MIENTRAS PRESENCIAS LA ALEGRÍA Y LA REALIZACIÓN DE TODAS LAS DEMÁS?

Podría serlo. Pero por fortuna el destino es un campo amplio que incluye muchísimas posibilidades.

Con esto quiero decir:

Si tu destino fuera tener conflictos de pareja, incluso así (que es posible) existen opciones para desenredar esas cadenas y acceder a una relación de pareja sana, ordenada y feliz.

LOS ERRORES BÁSICOS QUE SEGURAMENTE ESTÁS COMETIENDO.

El primer error que podrías estar cometiendo es creer que el destino es algo fijo e inamovible.

El segundo error, en un nivel más superficial, es creer que te mereces relaciones débiles, tóxicas y/o inexistentes.

Y el tercer error es pensar que todo esto es un asunto puramente personal, que depende exclusivamente de tu aspecto físico, o tus habilidades relacionales o incluso sexuales. 

No funciona así.

TÚ NO TE MERECES RELACIONES DÉBILES, TÓXICAS E INEXISTENTES

Lo que realmente es clave en las relaciones (de pareja pero también todas las demás) tiene que ver con tu herencia sistémica.


Tu Sistema Familiar tiene un montón de asuntos pendientes.

Tú eres fiel a ese montón de asuntos pendientes.

Y a un nivel inconsciente JAMÁS TE DARÁS PERMISO para la felicidad y la plenitud, hasta que no resuelvas tus desórdenes.

Y si lo intentaras, una vez leído este artículo… tu Sistema te diría: 

 – Pst! Quieta parada! Que primero es el orden, y luego el amor.

 HISTORIA DE J.

  

J. tenía 43 años y llevaba divorciada desde hacía 18.

Vivía sola con su hija mayor, y desde el divorcio no había vuelto a tener una relación estable.

 Llegó al antiguo Liceo a hacer una Constelación y me dijo:

 – Tengo un trabajo excelente, y me puedo permitir tener una buena vida sin depender de nadie. Pero no sé… mi vida está un poco…

Ni siquiera pudo decir sin ayuda la palabra ¨vacía¨.

Y por supuesto no mencionó para nada que el angustiaba no tener una pareja.

Cuando se lo pregunté, meneó la cabeza como si esto fuera lo de menos.

Pero le incomodó tener que decir que no.

– Desde cuando no tienes pareja, J. ?

– Bueno esto no me importa demasiado… pero…

Finalmente murmuró que llevaba más de 12 años sin salir con nadie.

Durante la Constelación descubrió lo siguiente.

Su madre, que había enviudado cuando ella tenía 5 años, nunca había vuelto a tener una pareja.  

 

J. no se despegaba de su madre en ningún momento. 

J. entre lágrimas, me dijo que su madre había muerto de cáncer hacia 19 años, y que toda su vida había sido muy dura y difícil

– Y un año después te divorciaste?

Asintió con los ojos desbordados de lágrimas.

Entonces le propuse:
– Mira a la representante de tu madre, y dile ¨Yo nunca más que tú, mamá¨. 
 J. necesitó algo de tiempo para poder pronunciar, con voz temblorosa y desbordada de emoción, la frase que llevaba oculta en su inconsciente casi 20 años.

Quiero aclararte una cosa.

Luego de esta constelación, no llegó un hombre con un caballo blanco y la recogió en la puerta.

Pero J. empezó a sentirse más libre, y a tener rollos sin importancia y alguna relación fallida.

 ¡Estupendo!

Ya se divertía, que era más de lo que sucedía antes en su vida.

Esto sucedió en 2014.

Estuvimos trabajando un par de años de forma individual, y luego dejé de saber de ella por otros dos años

 Y hace pocas semanas recibí un correo suyo que decía lo siguiente

¨Querida Pilar:

Llevaba tiempo queriendo escribirte para contarte, pero no encontraba el momento.

Ahora mi vida es mucho más intensa 🙂

Sé que te alegrará que te cuente que llevo dos años en pareja, y que finalmente hemos decidido casarnos la semana que viene.

Mi hija (…) y creo que estoy preparada para seguir adelante.

Se que te reirás, pero mi pareja es un compañero con el que llevo 12 años trabajando y que en su día me dijo que ¨ya estaba a punto de tirar la toalla¨ porque yo lo ignoraba totalmente¨

(…)

Espero que comprendas que haya editado un poco este correo para no dar datos que la hagan reconocible y que me reserve los comentarios más personales para mi propia alegría personal.

Conclusión:
No tienes que conformarte con la soledad.

Para que este artículo no se alargue demasiado, voy a resumir todo en esta frase.

No necesitas elegir la peor versión de tu destino.

Quiero animarte a que no lo hagas porque es arrogarte un dolor innecesario que ninguna mujer se merece vivir cada día de su vida.

Es posible que me quizás ahora me digas:

– A mi no me importa especialmente tener una relación de pareja. Es algo que no me quita el sueño.

 


Y lo respeto.

Pero es mi obligación contarte que el desinterés por la pareja es el síntoma de una enorme desconexión con la Vida.

Y esto te pone en peligro.

Así que sólo por eso deberías considerar descubrir que es lo que te pasa.

El desinterés por la pareja es el síntoma de una profunda desconexión con la Vida.

Porque la relación de pareja, con todo lo que implica la experiencia, es el mejor servicio de sanación que puedes ofrecer a tu sistema familiar, con diferencia.   
Y si tu Sistema Familiar sana, te premia con regalos y permisos.
Y los regalos y permisos de un Sistema Familiar que honra a uno de sus hijos, siempre están orientados a la Alegría, a la Vida, a la Realización y al Pleno Bienestar.

Léelo otra vez: Una relación sana y ordenada de pareja es uno de los mejores servicios que podemos hacer a la Vida y al Sistema Familiar

Para finalizar, permíteme compartir unas palabras muy especiales sobre la felicidad: 

¨La felicidad nunca viene tarde.
Algunos esperan a que la felicidad les llegue.
Entonces, ella les hace esperar.

 Es mucho más sencillo ir hacia ella.
La alcanzamos siempre. 

  Nos adelantamos hacia ella, dando el primer paso.
El primer paso hacia la felicidad es el paso hacia nuestra madre¨.

Bert Hellinger

Espero que sirva.

Pilar Rodríguez-Castillos